top of page
  • Foto del escritorAle

“El segundo hijo viene corregido y aumentado”



En palabras chapinas “El segundo hijo viene corregido y aumentado” ¿Será esto cierto?

Joseph Doyle, economista del Instituto de Tecnología de Massachusetts realizó un estudio donde analizaba porque los segundos hijos tenían comportamientos más arriesgados, percibiéndoles como más rebeldes e impulsivos. Doyle nos explica que los primogénitos toman a sus padres o cuidadores como principales modelos a seguir, aprendiendo conductas y habilidades de los mismos. Sin embargo, los segundos hijos cambian ese patrón y toman a su hermano/hermana mayor como principal modelo a seguir.


“El primogénito se fija en los adultos. Y los hijos nacidos después tienen modelos a seguir que son dos años ligeramente irracionales, ya sabes, sus hermanos mayores.” Doyle

¿Qué es lo que sucede? Los hermanos mayores copian conductas de los padres que suelen ser más maduras, pero estos no dejan de ser niños por lo que las rabietas o “berrinches” siempre están presentes. Estas conductas las percibe el hermano menor, replicándolas y en muchas ocasiones haciendo que su conducta sea más difícil de manejar.


Como papás podemos apoyar este proceso con las herramientas correctas. Teniendo como principal objetivo que en casa tengamos límites claros con todos los peques sin excepción. El hecho de que el hermano menor tenga menos edad, no es sinónimo de una educación diferente al hermano mayor. Es importante que corrijamos a los peques desde el respeto y comprendiendo que están en un proceso de comprender y reconocer sus emociones. Como papás nuestro deber es acompañarlos en este camino.


38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page