top of page
  • Foto del escritorAle

Deja que tu hijo piense por sí mismo ¿Cómo? 🧐

A medida que los niños crecen, se enfrentan a diferentes situaciones que los retan. La forma que encuentran para sobre llevarlas les ayudan a formar su criterio propio. Sin embargo, puede suceder que estas oportunidades se vean frustradas porque nos limitamos a “el adulto dice y el niño obedece”.


Esto tiene una razón de ser, no es simplemente que no queramos fomentarlo, pero hemos sido educados para obedecer desde el miedo 🤯. Miedo a las consecuencias que tiene no hacer lo que mami y papi me piden y no realmente porque comprenda que es mi responsabilidad hacerlo. ¿Nuestro peque comprende realmente sus responsabilidades?


¿Cómo criar a un niño responsable que piense por sí mismo?

  • ¡Busquemos que los niños confíen en nosotros! ¿Cómo lo logramos? Tenemos que colocarlos a la altura de los niños. Si soy una persona autoritaria, en lugar de confiar en mí, voy a provocar temor. Cuando le solicitemos alguna acción a los niños, pidámoslo con palabras de cortesía y a su altura (hincarnos de ser necesario para hablar frente a frente).

  • ¡Nosotros somos su modelo! Somos seres sociales y aprendemos observando a los demás, por lo que la mejor forma de ayudarle a mi peque a entender cómo realizar lo que le estamos solicitando es primero enseñarle con mi cuerpo cómo hacerlo. Una, dos, tres o las veces que sean necesarias hasta que la tarea esté comprendida.

  • ¡La voz de los niños también es escuchada! Como adultos necesitamos tener claro que los sentimientos y opiniones de los niños son tan importantes y necesarias como las de nosotros. Dediquemos un espacio del día a escuchar con atención lo que nuestros peques tienen para decir, es importante que se sientan escuchados y comprendidos.

  • ¡Permite que se equivoquen! aprendemos más de los desaciertos que de los aciertos. Los niños necesitan experimentar su entorno y hacer diferentes actividades, aún cuando estas no salgan a la perfección. Nosotros como adultos estaremos a la par de ellos no para impedir que se equivoquen, más bien para ofrecer una ayuda en el segundo intento.


Los niños son más felices cuando les enseñamos a crecer con responsabilidad y criterio propio, en lugar de que crezcan siendo obedientes desde el miedo. 😋

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page